descripción

Todo es extraño, hasta mi imagen reflejada en mis silencios

viernes, abril 11, 2008

Mañana perdida


"Perdóname si alguna vez
Te hice llorar ojos de cielo
Perdóname si alguna vez
Robé de tus labios un te quiero" (Ojos de Cielo, El Sueño de Morfeo)



Cuando PM regresó, vio que Mañana se había ido, pensó en lo malvada que era al irse así ,sin despedirse, y decidió no volver a estar con ella, ya no la quería más en su vida.

Mientras, Mañana iba en tren a Refugio, un lugar adonde siempre huía decidida a no volver hasta estar segura de que no sería un problema para nadie. Creía que era demasiado cobarde como para dar la cara.

PM trató de no pensar en el abandono de Mañana, pero recordaba a cada segundo el minuto en que la vio abrazada a Miedo. Así que al ver que lo había engañado y había vuelto a recaer con Miedo se fue a caminar tan enfurecido que ni cuenta se dio del tiempo que pasó. Cuando se hubo calmado, regresó y vio la nota que le dejó, decía así: "Me voy a Refugio junto a Miedo, no quiero verte ahora, búscame, Mañana. "

Mañana miraba por la ventana, recordaba el minuto en que PM le dijo que la amaba, había sido tan feliz, y luego, apareció Miedo, ella creía que lo había dejado atrás, que nunca más estaría con él, aunque le resultaba muy tentador. Pero ese día estaba sola, no había en quién apoyarse, la fue a ver a su casa, y la convenció con razonamientos que se apoyaban en sus inseguridades de que lo mejor era huir mientras podía. Ahora ella viajaba con Miedo hacia Refugio, y el vaivén del tren los llenaba de un aturdimiento que terminaba en divagaciones sobre los sueños de cada uno. Y Mañana soñaba con PM, no quería estar ahí realmente, no quería ir en el tren con Miedo.

Lo que ambos no sabían era que al separase todo cambió, el mundo se desequilibró y ya nadie sabía qué hora era, ni cuando debían desayunar, algunos cenaban cuando otros almorzaban, dormían cuando otros trabajaban, llegaban cuando otros se iban.

Al llegar a Refugio, a Mañana le dio pena, se entristeció tanto que enmudeció, pensaba todo el día en las cosas del pasado, no lo quería dejar ir. No se resignaba a perder todo lo bello que dejó por causa de Miedo, y todo, todo le recordaba a PM. Miedo no sabía qué le pasaba, intentaba convencerla de contarle pero nunca lo consiguió, aunque tampoco se rindió. Siempre que Mañana amanecía bien, miraba a Miedo y volvía a caer en la tristeza. Anhelaba estar con PM, recordaba los juegos, las películas y el cariño. Pero creía que él estaría demasiado enojado con ella como para dejarla hablar.

PM siguió con su vida sin notar que el mundo había cambiado, que ya no tenía orden y que la gente estaba triste, sin motivos ni equilibrio. Su dolor se hizo grande y llegó a pensar en Mañana con recelo. Se hizo amigo de Odio y Silencio, los que a menudo le aconsejaban olvidarse de Mañana. Y aunque en algún minuto lo pensó, en su corazón sabía que no podría hacerlo.

Y llegó el momento en que Esperanza, amiga de Mañana, fue a Refugio para que Mañana se decidiera a volver a Hogar. Le contó de lo mal que estaba el mundo, de lo triste que estaba PM, y de lo bueno que sería que ella pidiera su perdón. Se dio cuenta de lo mal que estaba Mañana y para ayudarla echó a Miedo de su vida. Le habló tardes enteras de lo triste que estaba PM, de lo bueno que habían sido los tiempos en que estaban juntos, pero no era necesario, Mañana sabía que todo había sido mejor, y sin Miedo se atrevió a decir algo, Esperanza la escuchó y la abrazó cuando sus lágrimas comenzaron a brotar. Mañana estaba dudosa, no sabía cómo la recibiría y pensaba que no la querría nunca más. Pero Esperanza dijo que no podía perder más de lo que ya había perdido.

Con Esperanza se fue Mañana a ver a PM. Pensaba en qué le diría cuando lo viera. Pensó en abrazarlo y decirle 'lo siento'. O rogarle abrazada a sus pies pero, durante el camino de regreso y mientras miraba por la ventana se le ocurrió una idea (y es que los trenes tienen ese poder), le diría lo más simple posible lo que pasó, y entonces escribió una canción.

PM había hecho sus cosas normalmente, pensaba en su interior estar sanado de la decepción de Mañana, y conversaba con Odio y Silencio cuando en su ventana aparece una mariposa, una de colores vivos que revoloteaba por doquier, y una sonrisa se esbozó en el haz de luz que trae un recuerdo. Su corazón latió más rápido en ese segundo y luego, una canción. No escuchaba bien lo que decía, no sabía si era por la mala voz de quien la entonaba o si era por la lejanía de la misma.

Se acercó a la ventana y ".... perdóname si alguna vez...." no oía bien, debía acercarse más... "robé de tus labios un te quiero..." y la vio, allí estaba, frente a él la mujer que más amaba y odiaba a la vez, aquella que se fue, que le abandonó.

"....Sigo tus pisadas, aunque a veces me pierdo, me pierdo en mil preguntas Y siempre acabo huyendo, porqué salir corriendo, si te llevo aquí adentro Hoy te echo de menos , pero es que tengo miedo....."

Pensó en mil cosas, en cerrar la ventana, en gritarle, ser indiferente, pero sólo se quedó allí, parado frente a ella, mirándola ansiosamente....

.".. perdóname si alguna vez te hice llorar ojos de cielo..... y yo, si tu no estás ya no sé estar..... la vida se me va..."

y un corazón dejó de latir.


Nunca se supo qué fue exactamente lo que pasó. Esperanza recuerda ver a Mañana sonreír y luego caer al suelo; Odio dice que vio que Mañana estaba en una camilla de resucitación; Silencio dijo que no sabía; y PM dijo que recuerda el brillo en sus ojos, la sonrisa y el sonido de su corazón al unísono con el de ella y de pronto, no escuchó más, nunca nadie más.

El funeral de Mañana fue muy triste, todas las estrellas estuvieron y el sol, su padre, no alumbró.

Al final, sólo quedaba PM, mirando la tumba de Mañana. Esperanza ya se había ido junto a Don Sol, y Odio y Silencio lo dejaron solo para despedirse.

Le dijo: somos sólo tú y yo.
También te hice una canción, deberías escucharla, dice así:

"...Cada ves que te miro, sonríes como si fuera a ser la última vez que te vaya a ver"....

Lágrimas corren por su rostro al darse cuenta de esas últimas palabras y continúa....

"Yo te quiero, yo te quiero, yo te quiero
te quiero más que ayer,
y a la sombra de mi piel espero...."

¿Sabes? no necesitabas una canción, sólo tu sonrisa.

El adiós fue triste, pues PM sabía que ya no habría una Mañana en su vida en que no pensara en lo que tuvo y perdió.


(Autora: Nisska Cruces)
________________________________________________________________

En honor a mi amiga Vane (Fucsia), ya que tomé prestado su estilo.

Los Cuentos no son mi dominio.

7 comentarios:

Gardagami dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Fucsia dijo...

Nenitaaa...me dejó plop...y el estilo te sienta bien jeje
Sabes lo que hizo un ECO en mi...: (Miedo) la convenció, con razonamientos que se apoyaban en sus inseguridades, de que lo mejor era huir mientras podía.
Caxai...es igualito a lo que me dice a mi...huye mientras puedas...y yo si que no alcanzo a estar cerca de nada...arranco altirante....entonces me falta esperanza???
bueno, pero el texto está decidor...y claramente el final es de los que nos atraen...aunq esperemos cosas con finales felices en nestras vidas, nuestro inconciente guarda esas tragedias como ejemplos de el amor bien sentido...asía desbordar


ya

eso


y...miedo nos hace esas jugaditas jajaja y hasta los que se creen ñoños son utilizados...jajaja

besos

cathy-san dijo...

Ta super bonito el cuento, mi gustó ^^
Bastante triste pq se murió mañana, pero me gustó el estilo y lo q significaba.
Tu kachay q yo no soy muy buena pa escribir, no tengo ese don, pero me siento feliz de q tu si lo tengas y lo demuestres ante otros. Sigue escribiendo Pizca, q lo haces muy bien ^^

Byee..

De tu amiguita Cathy

Pizca dijo...

Tú tienes un don mucho más especial...

cantas como los dioses... mejor!! =)

"Tu voz tierna y dulce…
tu voz melodiosa,
como suave brisa
hoy me acarició…
¡Escuché el acento
de tu alegre risa!
Y bastó un momento…
A solas, sin prisas,
tu voz fascinante
mi alma aprisionó…
Tu voz dulce y melodiosa
se metió en mi corazón…
Tu voz tierna y amorosa
me ha llenado de ilusión.
Lo que un día fueron quimeras,
tu voz hizo realidad…
Tu voz dijo que me esperas
llena de amor y ansiedad…
Tu voz me dijo este día
con mucha felicidad:
¡Te quiero, mucho te quiero!
Y se fué mi oscuridad…
¡Y me llenó de alegría
tu cariño tan sincero!
Mi voz te dice este día
que mucho también te quiero,
porque inspiras poesía
andando por mi sendero,
y curaste el alma mía
cuando dijiste: Te espero.
¿Será solo fantasía?
No lo sé, pero me muero,
me muero esperando el día
que tu voz diga: Te quiero!
En tus brazos…vida mía!"


tu voz es un regalo... debes aprovecharlo, me encanta, asiq sube esas canciones ^^


gracias por decirme eso, lo
aprecio.

se hace lo que se puede =)

es un estilo nuevo... el cuento no es mi dominio

y seguiré escribiendo ^^

y espero que tu cantando

(aunq escribiendo no lo haces nada de mal, sólo q no confías ¬¬ )

besotes y gracias por pasar por aki (aunq fue un tanto obligado ¬¬ jeje)

nisskapizca

muac!

La Ada dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
La Ada dijo...

me faltó algo

respecto a los anónimos y al famoso mensaje

=/

yo no fui
yo no soy del estilo "anónimo"
me gustan las cosas con nombre y apellido, lo habrás comprobado

eso.

Pizca dijo...

Claro,

gracias Ada. =)