descripción

Todo es extraño, hasta mi imagen reflejada en mis silencios

lunes, marzo 23, 2009

Miedos Sonámbulos



No hay donde esconderse
los sueños se tornan oscuros
y en una suave brisa que recorre mis párpados caídos
no puedo volverme a mirar al espejo
en él una mujer me mira y me mira
sus ojos arden fuego y nieve acompasados
y el peso de la carga se acrecienta en mi pecho
no me dejes caer y caer a esta eterna nada
el reloj en la pared me indica que no hay tiempo
en mis venas fluye un miedo azuloso
los pájaros dorados se han llevado mi aliento
no hay salida de este cuarto que me esconde
la luz se filtra por un espacio en el espejo roto
y una verde mariposa se posa en mi pecho
hace un nido y en él muere
la mujer del espejo me mira con rabia
y por las trizaduras se escurre el cabello
negro en mis sueños y en mis ojos
negro como sus ojos tenebrosos
y cada vez más me hundo en ese fango que me atrapa
sus ojos me penetran y me callan
y el corazón late como tren al partir
cada vez más rápido
más rápido
y viene el miedo y viene
y el corazón contraataca pero es tarde
la luz se esconde entre las telas de mi vestido
y la mariposa en mi pecho yace muerta
y la mujer en el espejo no me mira
los pájaros dorados me abandonan
ya no quieren ni llevarse mi cadáver.

5 comentarios:

Kavo dijo...

me dejó una sensación en el pecho, extraña. No es tristeza ni miedo. es una mezcla.

un beso.

Matiz dijo...

well









estos versos han remesido el sentimentalismo nato de las noches de recuerdos.
Tu bien sabes que yo creo que con la "madurez" se van acumulando restos del pasado en el corazón, que lo hacen cada vez más pesado y en ocaciones se desangra por los rincones....la cosa es que ella se mira al espejo y para mi es como si pudiera ver a su corazón, oscuro de tantos días guardados y lo ve detenerse y morir, ya no vuela más. Pero la verdad es que posando la mirada otro día sobre el mismo espejo, con otra luz, con otro vestido verá que le ha crecido un poco más el corazón y que podrá seguir teniendo días para acomodar los trocitos de vida que van pasando.


un beso

Edgar M™ dijo...

Hola que tal he llegado a tu blog por mera coincidencia de internet y he leido esta ultima entrada suya me ha parecido simplemente hermosa, reconozco tuve miedo... me transmitio en verdad que su estilo de contacto aguerrido me gusta, un saludo desde México creo que eres de Chile, espero puedas darte una vuelta por mi blog para estar en contacto, y por supuesto que lea mi obra y juzgue con toda objetividad la misma un abrazo y excelente...

Dédalus dijo...

Me has hecho recordar aquella tremenda frase del loco Panero: "El terror es la carencia de un rostro, a la hora de arrancar las máscaras."
O, también, la de Borges cuando dijo: "Estoy solo y no hay nadie en el espejo".

Un abrazo, Pizca.

Kavo dijo...

triste y aterrador.

otra vez.