descripción

Todo es extraño, hasta mi imagen reflejada en mis silencios

jueves, abril 24, 2008

Comenzar


Cuando la felicidad se escurre entre las manos
cuando llueve y no sientes nada
cuando el mundo da vueltas y vueltas
cuando el horizonte se ve negro
cuando ya no ves salida
cuando pareciera que la vida es sólo aire
cuando despiertas y vives en sueños
cuando hacen falta ganas
cuando la alegría se hace extraña
cuando la paz no ha llegado a tus ojos
cuando los sentidos ya no tienen sentido
cuando lo que conoces no es lo que parece
cuando la vida se hace mecánica
cuando estás de cabeza

En ese momento, en ese instante, se conoce nuestro temple.
Ese instante puede ser nuestra destrucción o nuestro comienzo.

Yo espero estar en el comienzo....


(Autora: Nisska Cruces)

viernes, abril 18, 2008

La vida es un rayo de Luna



"Soy hielo
y abraso en la candela de las malas lenguas.
Dicen que me estiro en la soledad,
como el ciprés en el frío del alba."(J.J. Benítez)


Cada mañana al abrir los ojos me siento como ese chocolate caliente entrando por la garganta de un niño adormitado,
mis manos caen sobre mi cara, mis pies buscan el calor de la cama...

Y es que la noche guarda y delinea muchos pensamientos, que agotan el alma, agotan las ganas...

Cada mañana al mirarme al espejo, veo, con asombro, que un día más he vivido para contarla.

(Autora: Nisska Cruces)

miércoles, abril 16, 2008

Primaveras

Cada primavera la señora Rosa se iba al Oeste a buscar bellotas
Cada primavera su hijo se quedaba con el señor Gaviota
Cada primavera el niño Filsán se quedaba sin su madre
Cada primavera veía florecer el jardín de su madre
Cada primavera la señora Rosa se perdía el florecimiento de su jardín
Cada primavera el señor Gaviota divagaba frente a la puerta
Cada primavera Filsán se quedaba solo
Cada primavera Filsán crecía más
Cada primavera la señora Rosa se hacía más vieja
Cada primavera el señor Gaviota parecía estar transparentándose más
Cada primavera Filsán pensaba en irse
Cada primavera la señora Rosa olvidaba su hogar
Cada primavera Filsán olvidaba a su madre
Cada primavera el señor Gaviota estaba más lejos
Cada primavera, cada primavera, cada primavera.

Pero una primavera la señora Rosa no salió a buscar bellotas
El señor Gaviota ya no estaba más
y Filsán se fue.

Ahora, cada primavera la señora Rosa sale a buscar a Filsán
El señor Gaviota busca su hogar
Y Filsán... Filsán encontró el suyo.


(Autora: Nisska Cruces)

domingo, abril 13, 2008

Niebla


Camino por la calle entre la niebla fría.
Miro a todos lados pensando en el horror de la soledad.
Las hojas caen sobre mí
y al frente, un camino, interminable camino.

Mis pasos son suaves
a penas los oigo
mis manos buscan abrigo en mis bolsillos
no siento los labios, y los mojo
para ver si aún están allí.
Me duelen los ojos de tanto frío,
y cada vez estoy más lejos
Piso las hojas, siento su crujir,
sólo eso escucho.

Camino, camino, y sigo caminando.
No puedo volver atrás, ya no.
Tanto he abanzado que ya no se cual
es el camino de regreso.
Al frente sigue el camino... y sigue,
y yo sigo caminando.

Sin descanso, sin descanso...
y mis ojos comienzan a llorar,
aún no sé si es por el frío.
Mi nariz se congela, al igual que mi corazón,
y mis pies.

Son hermosas las hojas, el suelo, la soledad,
mi camino, mis zapatillas cuando pisan hojas.

Llego a destino.
Mis manos se rehúsan a salir de su refugio.
Miro a todos lados,
miro y uno de mis dedos oprime un timbre antes de congelarse.
Y desde adentro una voz grita: ¡pasa!.

(Autora: Nisska Cruces)

viernes, abril 11, 2008

Mañana perdida


"Perdóname si alguna vez
Te hice llorar ojos de cielo
Perdóname si alguna vez
Robé de tus labios un te quiero" (Ojos de Cielo, El Sueño de Morfeo)



Cuando PM regresó, vio que Mañana se había ido, pensó en lo malvada que era al irse así ,sin despedirse, y decidió no volver a estar con ella, ya no la quería más en su vida.

Mientras, Mañana iba en tren a Refugio, un lugar adonde siempre huía decidida a no volver hasta estar segura de que no sería un problema para nadie. Creía que era demasiado cobarde como para dar la cara.

PM trató de no pensar en el abandono de Mañana, pero recordaba a cada segundo el minuto en que la vio abrazada a Miedo. Así que al ver que lo había engañado y había vuelto a recaer con Miedo se fue a caminar tan enfurecido que ni cuenta se dio del tiempo que pasó. Cuando se hubo calmado, regresó y vio la nota que le dejó, decía así: "Me voy a Refugio junto a Miedo, no quiero verte ahora, búscame, Mañana. "

Mañana miraba por la ventana, recordaba el minuto en que PM le dijo que la amaba, había sido tan feliz, y luego, apareció Miedo, ella creía que lo había dejado atrás, que nunca más estaría con él, aunque le resultaba muy tentador. Pero ese día estaba sola, no había en quién apoyarse, la fue a ver a su casa, y la convenció con razonamientos que se apoyaban en sus inseguridades de que lo mejor era huir mientras podía. Ahora ella viajaba con Miedo hacia Refugio, y el vaivén del tren los llenaba de un aturdimiento que terminaba en divagaciones sobre los sueños de cada uno. Y Mañana soñaba con PM, no quería estar ahí realmente, no quería ir en el tren con Miedo.

Lo que ambos no sabían era que al separase todo cambió, el mundo se desequilibró y ya nadie sabía qué hora era, ni cuando debían desayunar, algunos cenaban cuando otros almorzaban, dormían cuando otros trabajaban, llegaban cuando otros se iban.

Al llegar a Refugio, a Mañana le dio pena, se entristeció tanto que enmudeció, pensaba todo el día en las cosas del pasado, no lo quería dejar ir. No se resignaba a perder todo lo bello que dejó por causa de Miedo, y todo, todo le recordaba a PM. Miedo no sabía qué le pasaba, intentaba convencerla de contarle pero nunca lo consiguió, aunque tampoco se rindió. Siempre que Mañana amanecía bien, miraba a Miedo y volvía a caer en la tristeza. Anhelaba estar con PM, recordaba los juegos, las películas y el cariño. Pero creía que él estaría demasiado enojado con ella como para dejarla hablar.

PM siguió con su vida sin notar que el mundo había cambiado, que ya no tenía orden y que la gente estaba triste, sin motivos ni equilibrio. Su dolor se hizo grande y llegó a pensar en Mañana con recelo. Se hizo amigo de Odio y Silencio, los que a menudo le aconsejaban olvidarse de Mañana. Y aunque en algún minuto lo pensó, en su corazón sabía que no podría hacerlo.

Y llegó el momento en que Esperanza, amiga de Mañana, fue a Refugio para que Mañana se decidiera a volver a Hogar. Le contó de lo mal que estaba el mundo, de lo triste que estaba PM, y de lo bueno que sería que ella pidiera su perdón. Se dio cuenta de lo mal que estaba Mañana y para ayudarla echó a Miedo de su vida. Le habló tardes enteras de lo triste que estaba PM, de lo bueno que habían sido los tiempos en que estaban juntos, pero no era necesario, Mañana sabía que todo había sido mejor, y sin Miedo se atrevió a decir algo, Esperanza la escuchó y la abrazó cuando sus lágrimas comenzaron a brotar. Mañana estaba dudosa, no sabía cómo la recibiría y pensaba que no la querría nunca más. Pero Esperanza dijo que no podía perder más de lo que ya había perdido.

Con Esperanza se fue Mañana a ver a PM. Pensaba en qué le diría cuando lo viera. Pensó en abrazarlo y decirle 'lo siento'. O rogarle abrazada a sus pies pero, durante el camino de regreso y mientras miraba por la ventana se le ocurrió una idea (y es que los trenes tienen ese poder), le diría lo más simple posible lo que pasó, y entonces escribió una canción.

PM había hecho sus cosas normalmente, pensaba en su interior estar sanado de la decepción de Mañana, y conversaba con Odio y Silencio cuando en su ventana aparece una mariposa, una de colores vivos que revoloteaba por doquier, y una sonrisa se esbozó en el haz de luz que trae un recuerdo. Su corazón latió más rápido en ese segundo y luego, una canción. No escuchaba bien lo que decía, no sabía si era por la mala voz de quien la entonaba o si era por la lejanía de la misma.

Se acercó a la ventana y ".... perdóname si alguna vez...." no oía bien, debía acercarse más... "robé de tus labios un te quiero..." y la vio, allí estaba, frente a él la mujer que más amaba y odiaba a la vez, aquella que se fue, que le abandonó.

"....Sigo tus pisadas, aunque a veces me pierdo, me pierdo en mil preguntas Y siempre acabo huyendo, porqué salir corriendo, si te llevo aquí adentro Hoy te echo de menos , pero es que tengo miedo....."

Pensó en mil cosas, en cerrar la ventana, en gritarle, ser indiferente, pero sólo se quedó allí, parado frente a ella, mirándola ansiosamente....

.".. perdóname si alguna vez te hice llorar ojos de cielo..... y yo, si tu no estás ya no sé estar..... la vida se me va..."

y un corazón dejó de latir.


Nunca se supo qué fue exactamente lo que pasó. Esperanza recuerda ver a Mañana sonreír y luego caer al suelo; Odio dice que vio que Mañana estaba en una camilla de resucitación; Silencio dijo que no sabía; y PM dijo que recuerda el brillo en sus ojos, la sonrisa y el sonido de su corazón al unísono con el de ella y de pronto, no escuchó más, nunca nadie más.

El funeral de Mañana fue muy triste, todas las estrellas estuvieron y el sol, su padre, no alumbró.

Al final, sólo quedaba PM, mirando la tumba de Mañana. Esperanza ya se había ido junto a Don Sol, y Odio y Silencio lo dejaron solo para despedirse.

Le dijo: somos sólo tú y yo.
También te hice una canción, deberías escucharla, dice así:

"...Cada ves que te miro, sonríes como si fuera a ser la última vez que te vaya a ver"....

Lágrimas corren por su rostro al darse cuenta de esas últimas palabras y continúa....

"Yo te quiero, yo te quiero, yo te quiero
te quiero más que ayer,
y a la sombra de mi piel espero...."

¿Sabes? no necesitabas una canción, sólo tu sonrisa.

El adiós fue triste, pues PM sabía que ya no habría una Mañana en su vida en que no pensara en lo que tuvo y perdió.


(Autora: Nisska Cruces)
________________________________________________________________

En honor a mi amiga Vane (Fucsia), ya que tomé prestado su estilo.

Los Cuentos no son mi dominio.

lunes, abril 07, 2008

Nostalgia



Nostalgia, nostalgia, nostalgia!!!!

Nostalgia de cosas buenas
de partidos bien gritados
de miradas alegres
de risas tontas
de mariposas en la guata
de panoramas bien bailados
de películas a manos juntas
de palabras cómplices
de aquellas fotos
de visitas a cualquier hora
de pies fríos sobre el pasto de mi patio
de citas en el chat
de sonrisas sanadoras
de tus juegos de fútbol
de 'te veo mañana'
de aquel verano
de tu risa
de aquellas manos
de los juegos
de 'no me quiero ir'
de adioses tristes
de celos de cosas inanimadas
de verte pasar
de escuchar tu voz
de mensajes
de sentirte cerca
de un servidor
en fin.... nostalgia

de ti.

(Autora: Nisska Cruces)