descripción

Todo es extraño, hasta mi imagen reflejada en mis silencios

martes, mayo 20, 2008

Paz


Ella miraba el cielo como esperando algo, estuvo allí por horas, todos pasaban y pensaban en ella con tristeza, pero ella no estaba triste, solo esperaba.

A media tarde sus ojos se cerraron y una lágrima de felicidad corrió por su mejilla.

Y allí sentada en el pasto verde de una primavera hermosa, acompañada de sus sueños y una flor, acariciada por el viento amable del ocaso, y protegida por el follaje de un viejo árbol, cumplió su último y más grande sueño: descansó en paz.


3 comentarios:

La otra parte de mí dijo...

a veces el irse de la vida trae paz para quien la necesita y una tristeza y desolación enorme para los que nos quedamos...

Fucsia dijo...

Wau, me gustaa, es sencilla la niña, la joven, o lo que sea, pero tiene alma de niña, ME GUSTA Q TENGA ALMA DE NIÑA, jeje, es que las cosas sencillas, aaaaaayyy como son las mejores

un abrazote...no se muera usted ya?

beso

Pizca dijo...

La otra parte de mí: es cierto, aquel que se va descansa en paz, ya no sabe de nada más, los que nos quedamos somos los que sufrimos sin aquel a quién queríamos ....
Gracias por pasar. Un abrazo. Te leo.

Fucsia : Hola uds es nueva aquí??? jaja. Si ella es sencilla, es lo único que quiere, que a veces creo es lo q yo misma quiero, paz, sólo paz, y de esa manera, con ese escenario... natural... si, es q eso es lo que me gusta a mí. Y esa alma de niña, esa es la más sencilla, la más suave... q agradable. No , no moriré, si mis remedios ya hacen efecto.. así que sobreviviré. Gracias por pasar, y un abrazo para ti también. Besos.